Recomendaciones para la mejor cocción de los diferentes cortes de carne porcina, con el objetivo de que no pidieran sabor ni terneza.


  • La carne de cerdo requiere menos tiempo de cocción que la carne de vaca, esta debe servirse jugosa. Así conservará su terneza y sabor. 
  • La carne de cerdo alcanza su punto óptimo de cocción cuando los jugos internos se tornan color caramelo claro. Si usás un termómetro “pinche”, ese punto indicará los 70º C.
  • Cuando hornees cortes enteros, sobre todo los más magros como el carré, durante la cocción, colocá otro recipiente con agua o caldo en el horno. Esto permitirá que conserve sus jugos hasta alcanzar el punto óptimo de cocción interna, 70º C.
  • Si vas a hornear bondiola, utilizá una bandeja con rejilla. De esta forma, se escurrirán las grasas insaturadas.
  • Si cocinás al horno, podés aromatizarlas con hierbas en la misma bandeja o en la bandeja del agua. Retirándola al servir.
  • Otra opción, para que los cortes enteros conserven sus jugos, es sellarlos previamente sobre la plancha o cacerola con un rocío de aceite vegetal.
  • Los cortes grandes, como la paleta y el pernil, que pesan más de 5 kg, deben cocinarse durante 50’ por cada kilogramo.
  • Los cortes pequeños, como las costillitas, se cocinan “vuelta y vuelta”. ¡Que no sequen!

Fuente: hoycerdo.com.ar

volver
8 consejos para cocinar la carne de cerdo